volver

Conducimos el Elantra, la berlina asequible de Hyundai

Entre el i30 y el i40 Hyundai ha encontrado hueco para el Elantra, un tipo de coche que se ha consolidado con la crisis: las berlinas asequibles. Coches que ofrecen buen espacio tanto para los pasajeros como para el maletero, mecánicas solventes y un equipamiento tan razonable como su precio.

El Hyundai Elantra responde a esos criterios y será una opción sencilla hasta en su oferta: una única mecánica diésel de 136 caballos que se podrá asociar a un cambio manual de seis velocidades o al automático de doble embrague y siete relaciones. En junio llegará la variante de gasolina de 128 caballos que sólo podrá estar asociada al cambio manual de seis velocidades.

Para situarlo, el Elantra es 19 centímetros más pequeño que el i40 (mide 4,57 metros de largo), aunque ha crecido en cuatro centímetros respecto a la generación anterior. También es más ancho (2,5 centímetros) y prácticamente cuenta con la misma altura: 1,45 metros.

La distancia entre ejes es de 2,7 metros, casi idéntica a la del i40, lo que habla bien de la habitabilidad que ofrecerá. De hecho nos hemos subido detrás y el viaje es cómodo. Con una persona delante de 1,75 metros y otra de 1,85 metros detrás, ambos realizaron un viaje de forma muy confortable.

Interior sencillo

Guardamos el metro y empezamos a analizar su habitáculo, donde todo es de nuevo sencillo. Los relojes de la instrumentación son legibles en condiciones de penumbra y la pantalla central, según el equipamiento, puede ser de 3,5 pulgadas o táctil de 4,2 pulgadas (tamaños por debajo de lo habitual actualmente). En ningún caso lleva navegador, aunque Hyundai estudia ofrecer a los clientes algún tipo de solución al respecto. En las unidades de prueba, el navegador era un dispositivo de Coyote.

Al volante resulta confortable. Es fácil encontrar la posición ideal de conducción tanto en los asientos con reglaje manual como en los de regulación eléctrica. Sujetan bien al conductor en los cambios bruscos de dirección y son confortables. No son deportivos pero resultan solventes.

Al volante

Hemos probado la variante diésel tanto con el cambio manual como con el automático y con ambas el Hyundai Elantra tiene un comportamiento solvente. En un tramo de curvas nos ha gustado el desarrollo de su tercera velocidad, muy bien logrado para afrontar este tipo de tramos. Sólo en las horquillas se hace necesario reducir a segunda. La dirección es precisa y directa y el coche apenas balancea en los cambios bruscos de dirección.

Es difícil perder el morro (siempre que se conduzca con prudencia) aun estando el asfalto mojado o lloviendo a cántaros. Las unidades de prueba montaban llantas de 17 pulgadas de aluminio, si bien la variante de acceso se conforma con llantas de 15 pulgadas de acero.

El Hyundai Elantra diésel homologa un consumo mixto de 4,5 litros para el cambio manual y de 4,1 para el automático. Durante nuestra prueba, el promedio en un tramo de 75 kilómetros fue de 6,8 litros.

En autovía, el coche sigue manteniendo ese perfil burgués gracias a una buena insonorización en la que sólo flojea por el ruido de rodadura, que se percibe con claridad aunque no lo suficiente para considerarlo molesto. Los remates y materiales son buenos aunque, lógicamente, no llegan al nivel del i40. Eso sí, parecen de un nivel superior a los del Citroën C-Elysée.

Fuente: marca.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas

Hyundai Tranquilidad
Hyundai Tranquilidad
5 Mantenimientos sin sorpresas
ver más
Seguro Hyundai
Seguro Hyundai
Contrata tu seguro con nosotros
ver más
i30 Link Edition 5p por 150€/mes*
i30 Link Edition 5p por 150€/mes*
Conéctate al Hyundai i30 Link Edition
ver más